Patatas al gratén

Con poco más que patatas, cebolla, leche, nata y queso haremos este sencillo y delicioso plato gratinado al horno. ¡Todo un lujo al alcance de todos!

Receta de patatas al gratén

Ingredientes para preparar patatas al gratén

  • 330 gr. de patata spunta
  • 1 cebolla
  • 65 ml. de leche
  • 65 ml. de nata líquida con al menos 33% MG
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra en polvo
  • Queso rallado emmental
  • Sal
  • Para engrasar el molde:
  • Mantequilla

¿Cómo preparar patatas al gratén?

  • Ponemos el horno a precalentar a 180ºC, con calor arriba y abajo y engrasamos un molde con un poquito de mantequilla.
  • Seguidamente, pelamos, lavamos y cortamos las patatas en rodajas de más o menos tres o cuatro milímetros de grosor. Las ponemos en un bol, cubrimos con agua y reservamos.
  • Ahora, pelamos y cortamos en juliana la cebolla y reservamos.
  • En un cuenquito, mezclamos la leche con la nata. Salpimentamos, ponemos un poquito de nuez moscada, removemos y reservamos.
  • Escurrimos las patatas y las vamos colocando en la base del molde, cubriéndolo por completo. En ese momento, salpimentamos, ponemos encima un poquito de queso rallado, a continuación, repartimos parte de la cebolla por encima y volvemos a cubrir con patatas, repitiendo todo el proceso anterior hasta terminar con las patatas y la cebolla.
  • A continuación, vertemos la mezcla de la leche con la nata por encima de las patatas, cubrimos todo con un poquito más de queso rallado y horneamos al menos 40 minutos o hasta que comprobemos que nuestras patatas al gratén estén blandas. Para eso, bastará con pincharlas con un tenedor y si éste entra sin dificultad, estarán listas, sino, las dejamos unos minutos más.
  • Foto orientativa: Moresheth
Nota del autor:

La patata spunta es una patata temprana que me gusta mucho para asar en el horno porque su textura es un poquito harinosa y queda muy bien.

Puedes sustituir la nata y la leche por leche evaporada o nata para cocinar.